Antihistaminico para perros


Antihistamínico para perros. ¿Cuál escoger y en qué momento administrarlo?

Los medicamentos antihistamínicos en perros se usan primordialmente en el tratamiento continuado de las alergias, como coadyuvante de los corticoides, y asimismo para supervisar la secreción de ácido gástrico cuando se genera una úlcera. El empleo de antihistamínicos no es usual en perros, puesto que se acostumbra a decantarse por otras aproximaciones médicas y farmacológicas. Ahora, efectuamos un breve repaso de las clases de antihistamínicos para perros y las nosologías en las que se administran.

antihistaminiciops para perros

 

Géneros de antihistamínicos para perros

Generalmente, existen tres géneros de medicamento para el tratamiento de los efectos de la histamina:

Los oponentes fisiológicos. Son compuestos que generan efectos fisiológicos opuestos a la histamina, las aminas simpaticomiméticas: adrenalina, efedrina, xantina…

Inhibidores de la liberación de histamina, que dismuyen la degranulación de basófilos y mastocitos, como el ketotifeno o bien el cromoglicato sódico.

Oponentes farmacológicos competitivos o bien antihistamínicos. Son medicamentos que ocupan los receptores concretos de la histamina: H1, H2 y H3.

Acción de los antihistamínicos en el cánido

Los receptores histamínicos H1 son los responsables de la vasodilatación, permeabilidad vascular y contracción del músculo llano bronquial y también intestinal. En consecuencia, los oponentes de H1 se emplean eminentemente en shock anafiláctico (conjuntados con oponentes fisiológicos) y reacciones alérgicas. Se usan asimismo en prurito, urticaria, dermatitis, eccema de orígenes distintos, como en picaduras de insectos, siempre y en todo momento en combinación con otros medicamentos. Los antihistamínicos oponentes de H1 de empleo más frecuente en can son la clorfeniramina, la difenhidramina, el dimenhidrinato, la prometacina y el astemizol.

tratamiento antohistaminicos perros

Informe: Inmunonutrición en cachorros – De qué forma fortalecer su sistema inmunitario

Los receptores histamínicos H2 regulan la secreción gástrica de HCl y tienen cierto efecto de estimulación cardiaca. Los antihistamínicos oponentes de este receptor se emplean eminentemente en el tratamiento de úlceras gastroduodenales y gastritis, por su efecto antisecretor. Estos medicamentos son la cimetidina y la ranitidina.

La terapia con antihistamínicos debe sostenerse hasta el momento en que se supriman los agentes etiológicos, en tanto que su acción es solo sintomática.

Antihistamínicos oponentes de H2: Úlcera gastroduodenal en el cánido

La úlcera gástrica aparece por desequilibrio entre la secreción de ácido estomacal y los mecanismos de defensa de la mucosa. Por tal razón, el primordial tratamiento farmacológico es la administración de antihistamínicos oponentes de los receptores H2 (antisecretores) hasta el momento en que se restituye la barrera de protección gástrica.

La úlcera gastroduodenal puede desencadenarse por agobio y por el empleo continuado de determinados medicamentos, primordialmente antinflamatorios no esteroideos.

alergias_perro

Antihistamínicos oponentes de H2: Las alergias más usuales en el cánido

Si bien siete de cada diez dueños de perros o bien gatos no han oído charlar jamás de las dermatitis alérgicas, las alergias cutáneas son el segundo motivo más frecuente de consultas veterinarias en perros. La dermatitis atópica canina afecta al diez por ciento de los canes y es la alergia más usual en estos animales. Se diagnostica clínicamente cuando aparece prurito no asociado a parásitos o bien comestibles. Si bien el origen de la dermatitis no sea dietético, el empleo de un comestible particularmente elaborado es parte del tratamiento de esta afección.

La segunda alergia más usual en el can es la alergia alimenticia. Se genera por sensibilización frente a determinadas proteínas provenientes de la carne de vacuno, la leche, el pollo, el trigo o bien el cordero. Los síntomas que genera esta clase de alergia son eminentemente epiteliales y gastrointestinales, si bien hasta un veinticinco por ciento de ellos puede presentar solamente otitis. Si hay sospecha clínica, el diagnóstico se confirma cuando los síntomas remiten tras seis semanas de dieta de supresión.

tratamiento perro

El tratamiento dietético de las alergias del can

En el tratamiento de la dermatitis atópica y la alergia o bien sensibilización alimenticia en el cánido es indispensable un abordaje dietético. El animal debe percibir un comestible hipoalergénico, en especial pensado para quitar los restos proteicos que ocasionan la sensibilización alérgica. Haz click en el próximo link para proseguir la conferencia “Caso clínico de Dermatitis Atópica” del doctor Lluís Ferrer