Antihistaminicos naturales


El tratamiento habitual para evitar los efectos de la alergia es utilizar antihistamínicos, aun así existen alternativas como pueden ser los antihistamínicos naturales para contrarrestar esos efectos adversos de la alergia.

Como ya sabemos las alergias afectan cada vez a más población. La alergia se ha convertido en una enfermedad bastante común que es combatida con los conocidos antihistamínicos.

Antihistaminicos naturales-

¿Cuándo usar los antihistamínicos naturales?

No solo se tiene que recurrir a ellos cuando, como comentamos previamente, no tenemos cerca nuestros medicamentos frecuentes. Podemos incluirnos en nuestra dieta de forma frecuente, lo que puede ayudarnos a soportar mejor los ataques de alergia cuando los padezcamos.

Si bien los antihistamínicos químicos resultan de lo más eficaces, no siempre y en toda circunstancia son recomendables. Primeramente pues hay gente que no desea tener que recurrir a esta clase de productos artificiales y, en segundo lugar, porque hay veces que no es conveniente su consumo atendiendo a los efectos secundarios que pueden provocar.

Nos podemos encontrar con que al comenzar a tomar antihistamínicos nos produce somnolencia. Esto puede ser un inconveniente si pretendemos conducir, si necesitamos concentrarnos, acudir a una clase o bien trabajar.

En la naturaleza se pueden encontrar alimentos y plantas que tiene efectos similares a algunos fármacos, por ello los antihistamínicos también son un ejemplo de ello. Existen muchos ejemplos de plantas y comestibles que pueden calmar los efectos de muchas alergias.

plantasmedicinales

¿Qué alimentos antihistáminicos existen?

Una forma de combatir el incesante goteo de la nariz, además de recurrir a aerosoles nasales, es tomar jugo de rábanos. Si el sabor no os resulta agradable lo podéis mezclar con un chorrito de limón y un tanto de agua y es igual de efectivo.

Ajo, cebolla, frutas con vitamina C (naranja, limón, mandarina, kiwi,…) y zanahoria son todo comestibles que se consideran antihistamínicos naturales, con lo que es recomendable consumirlos -en crudo potencian su efecto- regularmente. Aderezar las ensaladas con vinagre de manzana asimismo ayudará a plantar cara a la alergia.

Además de esto, la zanahoria, junto a la alfalfa, es un comestible que ayuda a que desaparezcan dos de los síntomas más molestos de las alergias, como son la rinitis y el escozor de ojos. Los huevos de codorniz en el desayuno asimismo semejan tener buenos efectos para sanar la rinitis.

Los comestibles que contienen magnesio u omega 3 también resultan de lo más aconsejables para quienes sufren alergias y desean combatirlas de un modo natural. La primera de esas sustancias favorece la respiración y el segundo tiene propiedades anti inflamatorias.

Vaporizaciones e infusiones

vaporizaciones

Cuando tenemos alergia podemos tener problemas para respirar. Además en muchas ocasiones podemos tener la sensación de obstrucción de nuestro sistema respiratorio. Uno de los tratamientos más recomendables para mejorar la apertura de las vías lo más recomendable es hacer vaporizaciones. Las vaporizaciones para los alérgicos más recomendables son las de eucalipto, lavanda,  manzanilla, lavanda y tambien menta.

Si no tenemos a mano ninguna de estas flores o bien plantas, podemos sustituirlas por una larga ducha o un baño muy caliente. El vapor que genera ayuda a la eliminación de toxinas y calma la congestión. Asimismo puede combinarse con la aromaterapia usando esencias y aceites.

Una solución natural para aplicar sobre el cuerpo y calmar los síntomas de la alergia es el aloe vera. Esta planta es un potente antibiótico natural y actúa como un antihistamínico.

Lo mismo ocurre con la ingesta de infusiones, que por sí semejan más reconstituyentes que cualquier otros medicamentos. En el caso de los alérgicos apostar por tés verdes, de albahaca, rooibos o bien de echinacea.

infusiones

Recomendaciones para evitar la alergia

Aparte de consumir comestibles y plantas que funcionen como un antihistamínico natural, hay otra serie de prácticas que pueden asistirnos a soportar la alergia. Una de ellas es eludir el consumo de alcohol y otra la práctica de actividades que liberen las tensiones del cuerpo.

La reflexología o la acupuntura asimismo pueden ayudar en el momento de fortalecer el sistema inmunológico. Y nada como salir a caminar por la naturaleza, lejos de la polución de las ciudades, para descongestionar y oxigenar los pulmones.