Que es un antihistaminico


¿Qué es un antihistamínico?

Los antihistamínicos son uno de los fármacos más empleados para las enfermedades alérgicas; se trata de uno de los fármacos más prescritos a la población general, y muchos de ellos pueden adquirirse además de esto sin receta médica. Se trata de un conjunto de medicamentos cuya característica común es la de inhibir los efectos de la histamina. Ésta es una sustancia química presente en todos y cada uno de los tejidos corporales, que interviene en muchos procesos fisiológicos, desde las reacciones alérgicas a la secreción ácida del estómago; y a nivel del sistema nervioso (SNC), determina en una gran parte la sensación de hambre y los ritmos sueño-vigilia. Para esto, la histamina actúa por medio de 4 tipos distintos de receptores: H1, H2, H3 y H4. Los antihistamínicos propiamente dichos son los inhibidores específicos de los receptores H1, y también de los H2, otro tipo de receptor.Existe otro tipo de fármaco que inhiben los H2 si bien asimismo existen inhibidores de los receptores H2, actúanos sobre el estomago, en concreto en la secreción ácida del estómago.

Antihistaminico

¿Para qué se usa un antihistamínico?

Los antihistamínicos se usan en varios tipos de tratamientos, pero el uso más extendido es el tratamiento de enfermedades alérgicas. Un clásico ejemplo son las rinitis y urticarias tanto agudas como crónicas, y derivado de ello para mantener el control del picor y del rascado.

Por otra parte, otro de los usos de los antihistamínicos son para el tratamiento y prevención del mareo producido por el movimiento, que recibe el nombre de cinetosis.

También es un tratamiento para algunos vértigos, y en los casos iniciales de insomnio y jaquecas.

Otros usos menos comunes son su utilización  como estimulantes del hambre, pero hay diferentes criterios al respecto.

Los pocos antihistamínicos disponibles por vía parenteral (intramuscular o bien intravenosa) se emplean además como complemento de la adrenalina y los corticosteroides, en el tratamiento urgente de la anafilaxia, o bien choque alérgico generalizado grave.

Tipos de Antihistaminico

Los antihistamínicos suelen clasificarse en seis grupos químicos, pero desde el punto de vista clínico se clasifican en antihistamínicos clásicos o de 1.ª generación, y antihistamínicos no sedantes o de 2.ª generación.

Antihistaminico de primera generación

Del primer tipo que vamos a hablar son de los de primera generación, que fueron los que primero se crearon. Este tipo de antihistaminicio penetra bastante en el Sistema Nervioso Central y no es nada selectivo.

Este tipo de antihisminico, causan efectos bastante indeseables tales como somnolencia, sedación, , incremento del apetito y efectos anticolinérgicos (sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento y/o retención de orina);

Es curioso como muchos de estos efectos también se han utilizado con fines terapéuticos, como sus acciones de inhibición del vómito y el mareo, que mencionábamos anteriormente  o la acción de secar las mucosas para aliviar el goteo nasal.

Este tipo de medicamento actualmente de forma rápida en el organismo. En el órgano del hígado se transforma de manera rápida y esto implica la necesidad de aumentar la ingesta, de 3 a 4 veces al día.

Alguno de ellos puede usarse igualmente por vía parenteral (intramuscular o intravenosa), lo que fomenta su empleo en la urticaria y otras reacciones alérgicas agudas.

Antihistaminico de última generación

Los antihistamínicos de última generación también son conocidos como antihistamínicos de segunda generación.

Qué son las antihistaminicos orales

Si los clasificamos por su vía  de administración existen varios que se pueden reseñar:

  • cetirizina
  • ebastina
  • bilastina
  • fexofenadina
  • Rupatadina
  • mizolastina
  • levocetirizina

También existen la administración por vía tópica, entre los que destacan los colirios y como no aerosoles nasales, algunos ejemplos:

  • emedastina
  • azelastina
  • levocabastina
  • olopatadina
  • epinastina

¿Cuales son los antihistaminicos de venta libre?

Los antihistamínicos de venta libre son aquellos fármacos que alivian o prevenienen los síntomas pródigos por la alergia.

“De venta libre” viene a significar que se pueden comprar sin receta médica.

Los formatos en los que están disponibles son en pastillas o líquidos, atomizadores nasales o bien geles, y gotas para los ojos.

Existen dos tipos de antihistamínicos de venta sin receta: de primera y de segunda generación. Ambos pueden ser útiles para las alergias. Los de primera generación, a veces, se emplean en fármacos para constipados de venta libre.

Antihistamínico h1

Este tipo de antihistamínico son los llamados de primera generación. Son los que primero se han desarrollado y son los que menos cuestan y los que más acceso tienen.

A nivel de acción, actúan sobre esa parte del cerebro que controla las náuseas, los vómitos y debido a todas estas acciones son utilizados para prevenir los tan indeseados mareos, que pueden ser ocasionados por el movimiento.

Si nos centramos en los efectos secundarios hay que destacar que estos medicamentos causan sueño y, debido a este efecto se han usado en el tratamiento de pacientes con insomnio.

Vamos a destacar algunos de ellos:

  • clorfeniramina
  • bromfeniramina
  • difenhidramina
  • doxilamina
  • dimenhidrinato

Anihistaminico h2

Estos medicamentos también son conocidos como de segunda generación. Son medicamentos mas novedosos en cuanto a sus efectos secundarios ya que se han creado para evitarlos. Así, ese efecto de somnolencia se evita con este tipo de fármacos actuando solamente en la alergia.

Los más conocidos. son:

  • fexofenadina
  • loratadina
  • cetirizina

Es importante saber que algunos antihistamínicos son mezclan¡dos con otros tipos demedicamentos, tales como analgésicos o descongestivos.

Lo que se buscan con este tipos de medicamentos es tratar varios síntomas pero no tiene que ser el caso concreto de cada persona así que es mejor tratar solo los síntomas que tiene cada persona, de lo cual quien mejor le puede aconsejar es su médico.

Antihisminico natural

La variedad existen entre los antihistamínicos naturales son varios. Los vamos a enumerar a continuación:

  • Té verde
  • Té de ortiga
  • Vinagre de manzana
  • Té de rooibos
  • Té de alfalfa

Antihistaminico natural

Antihistaminico para embazarazadas

Lo primero que debemos saber en cualquier tipo de recomendación que se hace a embarazadas es que durante la gestación no es recomendable tomar ningún tipo de medicación. Solo se aconseja si es absolutamente necesario e imprescindible. Es importante saber que durante el primer trimestre es especialmente sensible el feto, por los que si se puede retrasar la medicación es más que recomendable hacerlo.

Aun así encontramos casos de antihistamínicos de 1.ª generación que tienen un efecto antiemético (dimenhidrinato o meclozina) y se han utilizado tradicionalmente desde hace medio siglo para contrarrestar las náuseas y los vómitos de las embarazadas.

Algunos antihistamínicos clásicos los podemos encuentrar como anticatarrales y de venta sin receta.

Antihistaminico para embarazadas

Los estudios realizados en general con este tipo de fármacos no indican muchos riesgos en el feto pero también es necesario señalar que no se han realizado estudios con mujeres por lo que hay que ser precavido en este aspecto.

Son conocidas unas categorías de riesgo para el uso de medicamentos durante la gestación, de acuerdo con la documentación actual y la relación riesgo-beneficio.

Riesgos:

Los antihistamínicos de 2.ª generación se encuentran clasificados como probablemente seguros, aunque sin estudios en mujeres.

Los datos de que se disponen sugieren que no existe un aumento significativo del riesgo fetal incluso en los antihistamínicos de 2.ª generación más usados.

Cuando no debe tomar antihistamínicos

Lo primero de todo es contar con el diagnóstico de un médico. Además, este tipo de medicamento no está indicado para problemas de salud como:

  • enfermedad tiroidea
  • dificultad para orinar (debido a un agrandamiento de la próstata)
  • cardiopatías
  • hipertensión arterial
  • problemas para respirar, como asma, enfisema o bronquitis crónica
  • glaucoma

Si tiene una enfermedad renal o hepática, consulte con su médico antes de tomar cualquier medicamento.